“¿Porqué lloran los árboles en Tudela?”

Publicado: febrero 7, 2011 en Textos

Me contratan para pintar un mural artístico en el recibidor de la sala de conciertos Noboo de Tudela, y para un trabajo de pintura industrial decorativa, por el que debía llenar todos los muros exteriores de instrumentos musicales pintados.

Una auténtica cagada de cigüeña descolgándose por uno de los paramentos me hizo recordar a la historiadora Ana Lacarta y su crítica a mi “león como símbolo pintado”. Se me ocurrió la idea. Podía cambiar las guitarras por una intervención del espacio un tanto poética, por medio de mi técnica de cry-painting. La consecuencia de la acción, por muy bella que resultase plásticamente, sería efímera.

La idea constaba también de la filmación de todo el proceso y motivación en una historia inventada, para realizar un corto.

Hablé con “La Huevera”, la que pagaba: Tengo una idea. Podría hacer aquí algo artístico, algo mío. Te costará un poco más, pero te gustará.

La respuesta fue: Haz lo que te dé la gana, ya sabes que me fío.

No hubo preguntas. Le gustó.

Gracias al mecenazgo de Maricarmen Arguedas Morales, habéis podido conocer el resultado de aquella idea. En esta película.

A su terminación, dos años después de la intervención vista, en un espacio exterior donde se reúne el público, en su mayoría joven, para expansionarse, nadie la ha desdeñado posando una suela encima o un grafiti.

Valtueña, 2011

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s